Bases del método

La enseñanza de lenguas no puede olvidar a la persona, hablamos para comunicarnos y aprendemos nuevas lenguas para poder hablar con personas que no conocen la nuestra. A hablar se aprende hablando y cuando empezamos a enseñar una nueva lengua, enseñamos también cómo se aprende. No sólo estamos transmitiendo nuevos contenidos, o conceptos, sino cómo se aprenden esas cosas nuevas. Si pedimos a nuestros alumnos que repitan y aprendan palabras en L2, lo harán. Si les pedimos que traduzcan, que canten, también lo harán, pero pensarán que se aprende así, repitiendo, traduciendo, cantando.

Como quiero que mis alumnos vean que esa lengua sirve para comunicarse, no me queda más remedio que enseñarlo así: comunicándonos. En edades tempranas si no les interesas los pierdes en unos minutos, pero si consigues emocionarles y más importante aún, te emocionas tú con sus logros, aprenden la L2 de la misma manera que han aprendiendo su propia lengua. Viendo cómo te entienden y te hablan desde el primer día es imposible no emocionarse.

Usar libros de texto no permite desarrollar las competencias comunicativas de los alumnos porque aunque intentan trabajar situaciones comunicativas, realmente no lo son. Busco que mis alumnos se sientan y realmente sean competentes en inglés.

Vamos a profundizar un poco en cómo aprenden nuestros alumnos. Nuestros alumnos tienden a decirnos: maestra aquí tienes los deberes que me mandaste, luego ¿para qué tengo que hacer los deberes? Tema dado no significa tema aprendido, ni siquiera aunque haya sido evaluado y superado. Se aprenden las cosas a medida que las vamos usando. El conocimiento tiene sentido si produce más conocimiento. Tendremos que partir de lo que sabemos y para ello habrá que habituar a nuestros alumnos a que lo hagan de este modo.

Planteamos darles voz a nuestros alumnos tanto en L1 como en L2. Nos preguntamos cómo los conocimientos que vamos adquiriendo nos van modificando como personas. O no tanto los conocimientos, sino los procesos que seguimos para adquirirlos, con todo lo que ocurre durante esos procesos.

Una parte de lo que ocurre tiene que ver con la metodología, los materiales…pero la mayor parte se la lleva el hecho de cómo los demás van reaccionando a medida que todo se va desarrollando. Y cómo cada uno va modificando su yo a través de las respuestas que va obteniendo de los demás.

La persona mas importante soy, pero para desarrollarme necesito ponerme en situaciones grupales que permitan que vaya reaccionando. Las respuestas que voy dando son valoradas positiva o negativamente por los demás y yo voy queriéndome, u odiándome según esas respuestas. Las necesito para crecer. Aprendo rápido porque necesito ser aceptado y querido por los demás para aceptarme y quererme a mi mismo.

Las relaciones grupales son lo más importante para el aprendizaje. Pero hablamos de respuestas naturales, sinceras, buenas o malas pero reales. Ante esto no vale fingir.

Yo no sé si soy listo o tonto, guapo o feo, amable o egoísta hasta que no me veo reaccionando y veo cómo los demás van valorando mi reacción dentro del grupo y entonces aprendo. Siempre aprendo aunque sea a hacerme el tonto porque así recibo más risas, más reprimendas o lo que sea; pero los demás me miran y me valoran, y es entonces, cuando yo me puedo ver.

No es que seamos y luego nos relacionemos es que la relación nos devuelve la imagen sobre la que construimos nuestra realidad”

Cita de Mohammed Madkouri

Con la metodología de Artigal que trabajamos en inglés con los pequeños conseguimos que nuestros alumnos se vean actuando dentro de un grupo, además lo que se les da está al alcance de todos y las producciones del grupo sorprenden positivamente al maestro, a los demás y por lo tanto, cada uno aprende.

Luego sí podemos controlar metodológicamente ciertas respuestas grupales. Además otra de las claves consiste en potenciar, escuchar y recoger las respuestas que cada uno aporta dentro del grupo. Estas respuestas que ellos mismos encuentran abren nuevas vías y tienen mucha más fuerza que las que nosotros podamos dar. En todo caso, estar escuchándoles y dejar que los demás les escuchen, nos permite trabajar algo muy importante:

  • Cuando preparo algo para enseñarlo a los demás me obligo a organizar mi pensamiento.
  • He de buscar y encontrar una manera de expresarlo que permita ser entendido.
  • Me siento orgullosa por haberlo podido pensar y expresar.
  • Si además, es escuchado y realmente valorado por los demás que saben de ello (los maestros) me permite quererme aún más. Siempre claro que mi intervención sea aceptada y no cuestionada por el grupo (que es el que sigue teniendo más fuerza)
  • Aprendo, que mi voz es necesaria y la de los demás también. Aquí los maestros hemos de actuar.

La enseñanza de las lenguas no puede olvidar a la persona, hablamos para comunicarnos, cuando estoy estudiando una nueva lengua no puedo olvidar para qué la voy a necesitar.

La metodología que estamos usando para dar inglés permite que lo usemos los maestros y los alumnos, pero para ello necesitamos hablar sobre algo. Aprendemos una lengua al usarla y necesitamos conocer los mecanismos de esa lengua. Si nos pasamos y nos centramos en las normas gramaticales perdemos la credibilidad de nuestros alumnos, pero si no les damos las que van necesitando, les estamos negando la posibilidad de expresarse.

Con los proyectos bilingües tenemos muchos temas de los que hablar: sociales, naturales, música; pero como lo que queremos es comunicarnos, tendremos que abordar todos estos temas desde la voz del propio alumno.

Con la investigación que estoy llevando a cabo en la enseñanza del inglés compruebo que cuando queremos mostrar nuestra realidad a alguien que no la conoce, la miramos con otra perspectiva, y la valoramos más. Lo mismo nos pasa cuando hablamos de nosotros mismos. 

No se trata sólo de dar otras materias en inglés, se trata de darlas de otra manera, observando y cuestionándonos diariamente nuestra manera de enseñar, y sobre todo viendo las reacciones de los alumnos ante lo que les vamos proponiendo. Tenemos que dar voz a nuestros alumnos para:

  • Acercarnos más a él. Estamos en un momento difícil en la enseñanza, nuestros alumnos llegan a la escuela pensando que saben muchas cosas, a veces más que los propios maestros. No vienen en blanco esperando recibir conocimiento, y desde esta situación llegar hasta ellos es más difícil. Necesitan que les escuchemos, que partamos de lo que saben o creen que saben, que poco a poco vayamos encauzando los fragmentos de conocimiento que poseen, que les ayudemos a que rectifiquen sus hipótesis erróneas y que construyan otras que les permitan llegar al conocimiento. Las lecciones magistrales de toda la vida no nos sirven.
  • Atender las necesidades de todos nuestros alumnos, tanto las de refuerzo como las de ampliación. Que cada alumno profundice en su conocimiento según sus propias capacidades. La escuela primaria es obligatoria, hemos de atender a todos y ayudarles a que aprendan todo lo que puedan. No podemos pretender que todos alcancen el mismo nivel, pero sí podemos y debemos facilitar a todos que se esfuercen y den de sí todo lo puedan.
  • Darle protagonismo real, sincero y, desde el mismo, exigirle su compromiso. Podemos motivarles, ayudarles a que aprendan, pero sólo lo conseguirán si quieren y se esfuerzan. Hemos de comprometerlos en su proceso de aprendizaje, explicarles porqué son necesarios los deberes, los exámenes, la importancia de que sea capaz de detectar y corregir sus errores, para qué sirven las notas, involucrarlos en su auto evaluación.
  • Propiciar el uso de los materiales y las nuevas tecnologías como medios de adquirir conocimiento, pero también usarlas para expresar con su propia voz las cosas que va aprendiendo para compartirlas con los demás. Pasar de ser agentes pasivo a ser agente activo en su uso.

El camino que he encontrado permite usar la lengua que estoy enseñando, pero para ello necesito hablar sobre algo.  Al usarla para expresar algo es cuando necesitan conocer los mecanismos de esa lengua para que les permitan expresar lo que quieren. Si me paso y me centro en las normas gramaticales pierdo la credibilidad de mis alumnos, pero si no explico las que van necesitando, les estoy negando la posibilidad de entender mediante uso y también reflexionando sobre ello con los alumnos más mayores, la estructura interna de la lengua inglesa.

Fomento en los alumnos el uso de la lengua extranjera por medio de rutinas y fórmulas que permiten comunicarnos de verdad. Trabajamos los hechos cotidianos y reales que nos van surgiendo: saludos, pasar lista, la fecha, decir cómo nos sentimos, lo que nos preocupa, cumpleaños, fiestas, pequeños o grandes acontecimientos importantes, buenos… y malos también porque así es la vida, y lo que pretendemos es comunicarnos.

Parto siempre de lo que saben, reciclamos continuamente lo que van aprendiendo puesto que es al usarlo cuando lo aprenden, simplifico las estructuras para que se sientan capaces de usarlas de forma creativa, desarrollo en los alumnos la capacidad de pensar cómo decir lo que quieren con lo que saben de la lengua que están aprendiendo. Al hablar intento poner siempre algo nuestro y  dar un modelo lingüístico en 1ª persona que los alumnos podrán usar para hablar desde su propia voz.

Pretendo desarrollar todas las habilidades de mis alumnos y alumnas para que intenten y puedan comunicarse en L2 conmigo y con las personas que nos visitan. Persigo que se sientan y sean competentes en los usos que van haciendo de la L2 que están aprendiendo.

 

6 comentarios sobre “Bases del método

  1. Josep Maria Artigal

    Congratulations! Felicidades! Per molts anys!
    Xaro me has emocionado.
    Si se trata de que los niños y nosotras, todos y todas, nos otorguemos voz y visibilidad, esta web es un instrumento muy potente.
    Un lugar perfecto para escuchar y ser escuchado, leer y ser leído. Un constructor genial de sujetos de aprendizaje.

  2. Xaro! Muchísimas gracias!
    ¡Qué emoción y de nuevo…qué regalo!
    Hace media hora que no puedo parar de leer.
    Gracias por seguir compartiendo tu magia.
    ¡Genial!

  3. Xaro por fin lo has conseguido. ¡Enhorabuena y muchas gracias!
    Es una aventura apasionante y vas a tener mucho trabajo porque los interrogantes son muchos.
    Como dice Imma, es difícil parar de leer. Era lo que estábamos esperando, ¡me encanta!

  4. Congratulations and thanks a lot, Xaro!
    Una vez más, vuelves a demostrar que tienes duende, que te gusta tu trabajo y que no te cansas de compartir tus ideas para seguir tejiendo en equipo. Aquí nos tienes para lo que necesites…
    Junt@s, más y mejor!

  5. WOW Xaro, you are AMAZING! I LOVE the way you motivate your students and how they feel motivated to speak in English. It makes each and every student feel very special in their own way, giving them a “voice” and motivating them to participate by talking about their own personal experiences. Thank you so much for sharing your experiences to help us ALL be better teachers!

  6. Xavier Núñez i Morera

    Emoción emoción y más emoción para congregar aqui caminos de todas las personas con las que compartiste y compartes camino….un placer

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web