El Método

LAS BASES QUE SENTAMOS EN INFANTIL Y DESARROLLAMOS EN PRIMER CURSO

En infantil usamos los materiales “Peggy” y “Ready for a story” de Josep María Artigal. Consiste en narrar cuentos a través de escenificaciones colectivas en las que todos los alumnos representan activamente todos los papeles argumentales del cuento. Estas primeras representaciones son llevadas a cabo sin ningún tipo de soporte visual (dibujos u objetos reales) El resto de las actividades: murals, draws, collages, flashcards, esceneries, etc, son trabajadas a partir de lo que hemos construido al representar los cuentos.

Metodológicamente la propuesta de Artigal se sostiene en la presuposición de que las cosas no se aprenden cuando alguien nos las explica sino cuando las hacemos en posición de protagonistas y somos nosotros quienes después las explicamos a alguien otro. Ser todos los personajes, emociones incluidas, decir los diálogos en primera persona con la voz que a cada caso corresponda, no escuchar el relato como espectador sino vivirlo como protagonista, permite que, muy pronto, los niños sepan contar el cuento a otras personas.

Esta misma estrategia es la que usamos par ir trabajando las situaciones reales que se nos presentan o que provocamos.

En Primero continúo con un enfoque basado y orientado en la competencia comunicativa. Así la enseñanza se centra en el desarrollo de las cinco destrezas: comprensión, expresión oral; comprensión, expresión escrita; e interacción con los otros.

La prioridad esencial es que el alumno/a sienta la necesidad de comunicarse, de decir algo y que lo haga en inglés. Para ello planteo situaciones cotidianas que surgen o que provoco en clase para que mis alumnos y yo hablemos en la lengua que estamos aprendiendo. Somos nosotros los protagonistas de esas situaciones. Siempre busco que en ellas el alumno se sienta capaz de usar la lengua 2, primero de forma oral y, a medida de que sea capaz  le animo a que lo exprese por escrito.

Hablamos para relacionarnos con los demás, por lo que desde el primer momento les muestro que pueden usar lo que van aprendiendo para hablar sobre sí mismos. Además les pido que sean sinceros. No tienen porqué decir cosas que no quieren que se sepan, pero lo que intenten comunicar tiene que ser cierto.

Trabajamos a la vez en afirmativo y en negativo y nuestra unidad de comunicación es el texto porque las palabras sueltas no sirven para comunicarse, ni siquiera las frases si no están en un contexto. Como lo que queremos es hablar, será el texto oral.

Pero necesitamos anotar lo que vamos aprendiendo. Si intento decir algo y me equivoco, necesito tomar nota de mi error y de la corrección. Anotarlo me ayuda a recordarlo y si se me olvida, puedo consultarlo. Además, escribirlo cuesta un poco y da tiempo de ir asimilándolo. A la vez, permite escuchar los intentos comunicativos de los demás, aprender también de los errores que los demás cometen.

Con lo que voy haciendo les muestro que pueden usar estrategias verbales y también no verbales. Parto de estructuras que expresan sentimientos (I’m happy/not happy/sad because…) Son esas situaciones las que nos plantean la necesidad de ir ampliando nuestro bagaje lingüístico para ser capaces de comunicar cosas reales que nos emocionan. Por ello, las llamo “producciones” porque no son repeticiones y siempre son emocionantes por lo que decimos, o por ser capaces de decirlas en inglés.

Trato de crear en el aula un clima distendido, donde el alumno/a pueda expresarse sin temor a hacer el ridículo. Refuerzo las respuestas correctas, evito poner metas que mis alumnos y alumnas no pueda alcanzar. Han de sentirse capaces de comunicarse con sus compañeros y conmigo.

De forma colectiva van diciendo lo que quieren comunicar, les ayudo a que lo hagan correctamente, partiendo siempre de lo que son capaces de usar y de lo que sus compañeros de clase son capaces de entender. Si lo dicen ellos tiene mucha más emoción y los demás sienten que también son capaces de hacerlo. Les da ideas que inmediatamente usan para hacerlo suyo, para comunicar sus propias cosas. Se parece mucho a la manera en que ellos han aprendido y están ampliando los usos en su propia lengua.

Trabajo con todos ellos todas las destrezas a medida que las van adquiriendo, escuchar, hablar, leer, escribir, consultar la libreta, usar el ordenador, contar, dibujar, medir…

La gramática la aprenden de forma inductiva, a través de situaciones de comunicación que ellos mismos plantean y que, a falta de una reflexión lingüística, solucionamos con un apoyo gestual (usando nuestros dedos para ayudarles a darse cuenta del “is” o “are”, señalando hacia atrás para usar “I was o I went” o apoyándonos con el calendario para “yesterday, today o tomorrow”)

Facilito agrupamientos en parejas o grupos para favorecer la comunicación y procuro que aquel alumnado que necesita refuerzo esté situado junto a alguien que pueda ayudarle.

Actúo como estimuladora, animando a participar; orientadora, facilitando información, ayudando y aconsejando; organizadora presentando las actividades por orden de dificultad y adaptándolas al nivel de los alumnos.

Utilizo material auténtico, dibujos, flashcards, murales, mapas, objetos, ropa, frutos, hojas…Vamos al parque, usamos los contenedores que hay rodeando el colegio…pero la principal herramienta de trabajo de mis alumnos es el cuaderno de clase “My English notebook” En él está la voz de cada uno hablando de las cosas buenas y malas que les van pasando a ellos, su maestra, sus compañeros de clase, sus familiares; sus viajes, celebraciones… su cuaderno es su libro y también su diario.

Hablamos sobre el tema en clase siguiendo la siguiente secuencia:

– Comentario por parte mía o de la ayudante lingüística sobre el tema que ya tenemos contextualizado al aprovechar alguna de los sucesos cotidianos . Es su primer contacto dentro de un texto comunicativo con las nuevas palabras que van a necesitar para expresarse ellos/as mismos.

– Ronda de preguntas para que todos hablen sobre el tema, en los casos que no se recuerde alguna palabra, o estructura, la vamos escribiendo en la pizarra para que la usen.

– Así, a partir de la necesidad, aparece el modelo escrito que les va a servir para que anoten en su libreta lo que van aprendiendo; se lo puedan estudiar (cuando están en cursos superiores ) para usarlo más tarde en el mismo contexto, o (y esto es lo más interesante) que lo transfieran a un contexto distinto.

– Ellos dicen oralmente los textos que van produciendo y les vamos a ayudando a corregirlos. Así, a los que les resulta más difícil decir cosas en inglés, van escuchando un modelo que está a su alcance (puesto que son sus propios compañeros los que lo están produciendo). Además los errores que cometen son muy parecidos y les sirven a los demás para aprender.

– Así llegamos a que cada alumno y alumna escriba su propio texto según sus capacidades.

– Finalmente uno de los textos producidos, de dificultad media, los puede escribir su autor a autora en la pizarra para que los demás corrijan su propio texto, o en el caso de que alguien no haya anotado nada, tenga un modelo anotado en su libreta para poder estudiarlo y más tarde le permita hablar sobre el tema.

Pretendo conseguir que mis alumnos se sientan competentes en la comprensión y el uso del inglés, remarcando que, sólo se sienten así, si realmente lo son. Para lograr que me comprendan cuando hablo con ellos en inglés:

-Desarrollo en ellos la habilidad de ir haciendo hipótesis sobre lo que estoy diciendo.

– Desarrollo mi habilidad en contextualizar lo que digo y utilizar palabras y expresiones que mis alumnos ya conocen para que me puedan seguir, es decir que les permitan ir confirmando sus hipótesis. Par ello, he de partir siempre de los que mis alumnos conocen para que puedan aprender nuevas cosas. Cuando no tengan referentes en inglés partiré siempre de otros referentes: L1, contexto, intereses…

Pero, he de facilitarles que puedan ir usando en contexto y situaciones reales el inglés que estamos dando para que lo aprendan al usarlo. Para ello he de darles voz a mis alumnos como personas, cuando intenten comunicarse en inglés o cuando lo hagan en su L1

Aprenden una lengua cuando la usan, pero no pueden hablar sobre ella porque aún no la conocen…

EVALUACIÓN

La evaluación es el proceso que nos va a permitir detectar nuestros errores (alumnos y maestros) para rectificarlos.
Evaluar las producciones en inglés, si por esto entendemos ponerles notas, no resulta nada fácil. Pero la evaluación sólo sirve realmente en el proceso de aprendizaje si nos hace conscientes de si lo estamos haciendo bien o mal, y más aún nos permite ver en qué estamos fallando, qué tenemos que hacer o mejorar para aprender lo que no sabemos. Hemos de saber qué errores estamos cometiendo para rectificar
Cuando hago una prueba escrita que consiste normalmente en escribir sus propios textos, les dejo unos minutos para que con distinto color y consultando sus libretas, puedan corregirla. Cuando lo han hecho se ponen la nota que consideran justa. Y saben mucho de notas. La experiencia me ha demostrado que son mucho más exigentes que muchos de sus maestros. Al revisarla, les marco los fallos que se les han escapado, así también ven si saben corregir sus errores. Les digo si estoy de acuerdo o no con su nota poniendo un √ o una X junto a ella. Puede que en algunas ocasiones tengamos que revisarla juntos. Por supuesto, siempre habrá alguien que intenta engañar ¿A quién? ¿A sí mismo? Suelen entenderlo perfectamente y rectifican.
Pactamos un modelo de auto evaluación al empezar el curso, pensando todos juntos qué hay que hacer para aprender la L2. Sus aportaciones son básicas. Han de sentirse responsables de su proceso de aprendizaje.
A medida que vamos pensando lo que es importante para aprender hacen dos columnas en su cuaderno y anotan en una lo que están haciendo bien y en otra lo que no hacen, o hacen mal, y ésta va a ser la más importante porque nos tiene que servir para recordarles lo que han de rectificar.

My Self-Evaluation

YES NO

Atiendpevaluaciono
Participo
Pregunto lo que no sé
Pienso
Trabajo en clase
Hago las actividades en casa
Tengo la libreta completa y ordenada
Sé buscar información (en la libreta, en el libro…)
Sé buscar en el diccionario y elegir la opción correcta
Practico
Me gusta
Me divierto
Corrijo mis errores
Estudio….

No necesito hacer exámenes, para detectar las posibles anomalías que cometen al escribir les reviso sus cuadernos y les pido que escriban algún texto en una hoja aparte. Les marco sus errores para que se los corrijan o me pregunten cómo corregirlo si no lo saben. Se tratar de solucionar sus dudas cuanto antes.
Valoro, su esfuerzo por anotar las cosas importantes en su libreta, y su hábito de consultarlas cuando es necesario; su esfuerzo por preguntar las cosas que no sabe, su interés en ver cuáles son sus errores para corregirlos, el uso de las estructuras adecuadas a su nivel, su interés por encontrar en el diccionario o en internet las palabras que necesitan y su propia autonomía de pensamiento y trabajo.

Con palabras de mis alumnos:

 

 

 

 

3 comentarios sobre “El Método

  1. Xaro, me siento alumna tuya y me encanta emocionarme con lo que leo. Consigues ponerme los pelos de punta porque como dices es importantísimo juntarnos con maestras que piensen, sientan y trabajen como nosotros…pues te echaba de menos.
    Me ha encantado leer la página, un gran legado!!! Me ha gustado tanto que el otro día soñé contigo y charlábamos un buen rato, jeje.
    Yo este año no doy ingles, pero sigo intentando trasladar todo lo que he aprendido a mi tutoría de primer ciclo, no veas que diarios más geniales han hecho mis niños.
    Te mando muchos besos, abrazos y mi mayor enhorabuena porque hayas plasmado tu método, que se que no ha sido fácil.

  2. Hola Xaro,
    ¡No podía ser de otra manera! ¡Quién iba a hacer un análisis de tu método mejor que nadie! Tus propios alumnos son los mejores transmisores de cómo ese método, tan aparentemente sencillo, se puede llevar a la práctica y da unos resultados tan espectaculares como lo que acabo de leer. De todas formas ese método es especial porque tú eres alguien muy especial y haces que esos chicos y chicas se sientan especiales compartiendo vivencias en inglés. Yo tengo que darte las gracias por tu generosidad a la hora de compartir tus fantásticas ideas.
    Muchas gracias por todo. Un abrazo.

  3. Hola Xaro,
    He tenido la gran suerte de cruzarme contigo como compañera de colegio.
    Cuando llegué al cole, no me podía creer que los niñ@s hablaran realmente inglés. Después de haber trabajado en varios centros escolares, me preguntaba cuál era el secreto del éxito. En seguida, me explicaste el método. Me quedé impresionada, pues de una manera sencilla se podía lograr grandes avances.
    Eres una MAESTRA con todas la letras en mayúscula. Una persona que ama su trabajo y sabe transmitir la pasión por aprender inglés a su alumno@s.
    Me animaste a lanzarme con el francés siguiendo tu método y si hoy consigo defenderme en un idioma totalmente nuevo para mi, esto es GRACIAS A TI!!!
    Te mereces todo lo mejor y enhorabuena, TEACHER!!
    María Toro

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web