WeLIL (We and Language Integrated Learning)

By Josep Mª Artigal:

A todas/os

De vuelta a casa y después de darle unas cuantas vueltas, quisiera compartir cinco reflexiones sobre el trabajo del viernes y el sábado en Donosti. Una tiene que ver con Diana, otra con Xaro, otra con Xavi, otra con Vicen y otra con todas/os.

Me parece que tiene razón Diana cuando le dice a Xaro que en su propuesta hay muchísimo scaffolding. El “andamiaje” es un término propuesto por Bruner y que está muy cercano a la “zona de desarrollo próximo” de Vigotski. Incluye un conjunto de mecanismos que el adulto/maestra inicialmente controla y que ayudan al niño/alumno a aprender la nueva lengua. Entre estos mecanismos está estructurar el intercambio lingüístico y reducir sus grados de dificultad. Esto es evidente que Xaro lo hace. Pero escuchándola, creo que también tiene razón.

Xaro se refiere a un preciso mecanismo de scaffolding que está presente en muchas aulas: los pósters que muchas maestras ponen en las paredes de la clase con frases tipo “I’m happy because …” o “Today it’s … (sunny, cloudy, etc)”, o con dibujos que representan dichas frases. Y entre estos pósters debo incluir los que yo he propuesto durante mucho tiempo para sostener el Scrapbook en infantil. Para Xaro esto no funciona como scaffolding, es decir no ayuda a los niños. Error mío. “We love mistakes”. Pensando en los argumentos de Xaro durante estos dos días, me doy cuenta de ello.

Estos “trocitos de lengua” con los que a veces llenamos las paredes a modo de muletas para ayudar a los niños no son “lengua” y por lo tanto no funcionan para aprender la “lengua”. Son sólo posibilidades de lengua aún por realizar. Les falta voz, les falta coreografía, les falta uso. Se parecen a la frase “I’m going to eat you” escrita sin más en una pizarra. Les falta todo lo que tiene “I’m going to eat you” en voz de snake, con coreografía de “snake”, usado por el Little Rabbit para que “Mummy vuelva y le salve”. Aquí, de acuerdo con Xaro.

Pero, si esto es así, “I’m happy because today it’s sunny” dicho por un niño frente a sus compañeros es lengua. Tiene voz, coreografía y uso. Y esta lengua, real, anotada en un Notebook/Diary o visibilizada en un póster compartido, sí que puede funcionar como muleta para seguir usando y aprendiendo lengua. Sería como un scaffolding a posteriori que funciona después de ser usado por alguien de entre nosotros. Es como si Xaro dijera “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Lo ya andado por la maestra, su intento de estructurar y reducir el grado de dificultad de lo que para ella ya es lengua no está aún andado por los niños y por lo tanto no es aún lengua para ellos. Pero una vez convertido por estos colectivamente en lengua, sí puede ser visibilizado en un póster compartido y funcionar como scaffolding. En el camino de la maestra “no hay (aún el) camino” de los niños. Éste está en su propio “andar”.

Xaro intuye, prueba, se equivoca, modifica, reflexiona, comparte dichas reflexiones, … sobre el hecho de que “hablar y anotar sobre yo, tu, nosotros” enseña mucha lengua.  Son varias las razones.
El Notebook o Diary de Xaro:
– Hace que la lengua sea real y permite que los niños la procesen como tal lengua real.
– Permite que quien la usa tenga mucha voz y mucha visibilidad. Es decir, hace posible que los demás le otorguen constantemente dicha voz y dicha visibilidad.
– Como actividad repetida facilita mucho la construcción de una coreografía compartida. Este “miedo a repetir cada día lo mismo” que podemos sentir cuando vemos por primera vez lo que Xaro propone se vuelve, parafraseando a Nietzsche, un “eterno retorno que permite a cada uno añadir cada día su diferencia”.
– Lo que se anota y se explica a los compañeros no es algo que está “allá fuera en el mundo”. Es la Odisea de Homero, el viaje de Ulises a Ítaca. Ulises no va a ninguna parte. Ulises vuelve. Ítaca es su casa, a la que regresa después de la guerra de Troya. El viaje de Ulises es un viaje hacia cada uno, hacia el interior de uno mismo. Mucha gente sostiene que con este poema épico se funda Europa. Nuestra cultura es nuestro largo viaje hacia el lenguaje interior.
– En la medida que focaliza el anotar y hablar en el “yo, tú, nosotros” facilita una constante relectura. Un relato sobre nosotros es fácilmente reiniciable.
– Si fuera CLIL, el “Content” de Xaro seria “yo, tú, nosotros”. En este sentido podría ser descrito como WeLIL (We and Language Integrated Learning).

Si proponemos que los niños hablen de ellos y entre ellos, la crítica que el sábado plantea Xavi es más que pertinente. En el próximo encuentro en Valencia deberíamos encontrar una manera de organizar el trabajo de forma que todos los participantes tengamos voz y visibilidad.

Y como última, queda la duda de Vicen. La propuesta de Xaro el viernes por la mañana y la de Amaia el viernes por la tarde son complementarias. Ambas muy interesantes y muy enriquecedoras. La pregunta es cómo cada maestra prepara, implementa y en definitiva encuentra la medida entre ambas. Ésta puede ser una buena cuestión a responder en el próximo encuentro de Valencia.

Finalmente, quisiera hacer explícito que vuestras ganas de aprender y de complicarse la vida un fin de semana siguen siendo mi principal posibilidad de aprender.

A todas/os, eskerrik asko, muchas gracias, thank you very much, de tot cor gràcies.

Josep Maria

 

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web